Probando Natural Honey Oil&Go ¡qué suavidad!

aceite bajo la ducha natural honey oil&go

No voy a negarlo, pero una de las cosas que hacen más ilusión cuando te decides a compartir tus experiencias y opiniones en un blog, es la de que alguien se fije en tu espacio y te permita probar productos nuevos o súper ideales, que no conoceríamos de otra forma porque no podemos estar al día de absolutamente todo lo que se innova. Gracias al programa de influencers de Youzz, esta vez he hecho acopio en casa del nuevo aceite hidratante bajo la ducha Natural Honey Oil&Go. ¡Y me encanta! Hala, ya he dado mi valoración al aceite, así a lo loco y sin poder disimular lo entusiasmada que estoy desde que llegó a mis manos. Pero que no cunda el pánico, que explicaré algo más del descubrimiento.

Hidratación. ¡Es increíblemente hidratante! Antes de conocer Natural Honey Oil&Go claro que había probado otros aceite corporales de bebés, de marca blanca del supermercado, antiestrías para el embarazo… Algunos eran realmente buenos, además de tener otras propiedades específicas que encarecían su precio, pero en lo relativo a la hidratación este me encanta. Sobre todo porque es cierto que deja una piel sedosa pero no grasa. Sinceramente, durante toda mi vida he usado más body milk que aceite corporal precisamente porque por muy bien que retirara los resto con la toalla siempre me quedaba algún pliegue de carne en el curvy cuerpo o alguna zona que me hacía sentir pringosa, manchar la ropa, etc. Y no lo veía práctico. Porque no sabía si de verdad estaba hidratada o simplemente estaba chorreando aceite de forma externa. Con este producto de Natural Honey me pasa lo contrario. Me ducho de forma habitual, lo aplico sobre la piel antes de salir de la bañera, no lo aclaro y me seco con la toalla, como de costumbre. Al acabar, la piel tiene un aspecto brillante y súper suave. Me parece lógico ya que lo acabo de aplicar. Pero es que el efecto me dura hasta el día siguiente. Me paso el día sobándome los brazos y las piernas para comprobar que los resultados siguen siendo visibles y palpables, y que no voy dejando manchas de grasa.

Formato. Siendo prácticas, el envase de Natural Honey Oil&Go de 300 ml. me viene genial para la esquina de la bañera ¡que todo hay que tenerlo en cuenta! El tapón se abre fácilmente, algo que hay que mencionar porque estoy hasta la cocorota de esos productos que se usan con las manos mojadas y que se resisten a ser abiertos ¿estamos locos o qué con la ingeniería de diseño? Con este no hay problemas. Además, el agujero de salida es ideal para que el producto no se te escape a chorro y se desperdicie, ni tampoco te las veas y te las desees para poder sacarlo poco a poco. Eso sí, después de ver las muestras de 100 ml. para repartir entre amigos y conocidos y que opinen también sobre este aceite corporal hidratante ¡deberían comercializarlo así de pequeñito sobre todo para los viajes! Respecto al BB Oil, me ha llevado a confusión la foto del envase en el que se ve la cara de una mujer con el cuerpo de un bebe, ya que pensaba que podría ser un aceite apropiado para niños, pero no, es exclusivamente para adultos. Esto hay que tenerlo en cuenta, porque cada piel tiene unas necesidades diferentes.

miniaturas natural honey oil&go 100 ml.

Aroma. Dulce y discreto. Nada de fragancias escandalosas pero tampoco de esas que son tan neutras que al final pasan desapercibidas o hasta me huelen mal. Yo he probado exclusivamente el Natural Honey Oil&Go BB Oil, con aceites de almendras dulces y rosa mosqueta, así es que del resto de la gama, Elixir de Argán y Coco Adiction, no tengo ni idea. Ya me los compraré si los veo en el supermercado o en la perfumería, porque me han generado una necesidad.

Precio. Lo veo barato. Lo encuentra por 3 euros en casi todas partes. La crema hidratante corporal que suelo utilizar me cuesta 2 euros más y me dura el mismo tiempo. Al ritmo de gasto de Natural Honey Oil&Go, creo que el envase original de 300 ml. me puede durar entre 3 semanas y 1 mes, dependiendo de si tengo algún olvido un día de histeria familiar o de si me paso el mes relajada y soy súper estricta con su aplicación.

En definitiva, me parece un aceite hidratante muy económico, con resultados que me han impresionado muchísimo. Me permite ahorrar tiempo de aplicación y que no me dé pereza cuidar mi hidratación. Si logro consolidar este buen hábito ¡la niña ya no será la única de esta casa a la que nunca le falten sus potingues tras el baño! ¿Os gusta usar aceite hidratante o productos bajo la ducha para el cuidado diario de la piel? ¿O preferís las cremas corporales?

Mamá curvy

Siempre he sido una chica de talla grande pero la maternidad me hizo ser consciente de que ahora sí que no hay vuelta atrás. Por eso creo que la felicidad no se mide en kilos de peso, sino en curvas sinuosas. Si piensas que ser madre y sentirte mujer no son rasgos definitorios incompatibles ¡este es tu lugar!

2 comentarios:

  1. Habrá que probarlo, por lo que cuentas me atrae bastante.
    Lo de que no queda sensación grasienta es un plus.
    Me la apunto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.