Muñecas gordas para niños de todas las tallas

muñecas gordas

Hace un año, Mattel se apuntó un tanto en la industria juguetera con sus muñecas gordas ¡de Barbie! ¿Quién lo iba a decir? Toda la vida acusando a la rubiaja de tener un cuerpo irreal, de ser una mala influencia para las niñas de todo el mundo (porque antes los niños parece ser que no jugaban con muñecas y ahora sí), de empezar a preocupar a nuestras criaturas con cuestiones superficiales relacionadas con el físico desde su más tierna infancia, y de repente ¡se sacan de la manga una colección de muñequitas curvy para deleite del personal! No es que sean orondas ni obesas, pero ya tienen sus curvas y un cuerpo menos estilizado y más tranquilizador. Sin embargo, siempre han existido muñecas gordas, regordetas, con sus carnes de plástico bien puestas, con las que las niñas han jugado casi al mismo nivel que con la Barbie. Por eso, a raíz del éxito del movimiento curvy entre las mujeres adultas, he pensado que podría ser buena idea hacer un pequeño recopilatorio de muñecas gordas para niños de todas las tallas. Porque igual que los gordos hemos jugado con muñecas delgadísimas, los niños de bajo peso podrán hacer lo propio con estos curvy ejemplares. Ya veréis que gordas, gordas, gordas no es que estén, pero al lado de otras modernidades como las Monster High…¡A ver qué os parece la selección!

barbie curvy

Barbie Fashionista. La Barbie Fashionista es el nombre que se le ha dado a esta colección especial de la muñeca de Mattel que huye de las medidas imposibles de la Barbie tradicional. Antes, Barbie siempre tenía la misma hechura y delgadez, independientemente de que estuviera caracterizada para ser princesa, irse a la playa o trabajar en un puesto de helados. Las Barbies Fashionistas son todas diferentes: rasgos, morfología, altura, melena, tipo de vestuario… Y no son caras (unos 12 euros) para ser una creación original y de marca.

muñecas gordas barriguitas

Barriguitas. Las barriguitas ya no se parecen en nada al recuerdo que tengo de mi infancia, cuando eran prácticamente todos bebés a los que cuidar. Ahoia tienen una estética de un moderno impresionante, pero aún así, mantienen ese curvy cuerpo, aunque cada vez menos panzón. Que le da nombre a la colección. Barrigas redondeadas y piernas rectas y sin formas que las hacen muy dulces. Son bastante económicas si se compran las muñecas sueltas, porque se pueden encontrar desde 8 euros.

nancy muñecas gordas realsitas

Nancy. En mis tiempos, Nancy era una muñeca gordita y graciosa, que ahora se ha estilizado. Es una curvy venida a menos, o más bien una curvy que se ha plantado en un peso normal. Se la sigue viendo sanota, pero ya no tan cantuda como antes. Antiguamente, parecía más inocente que Barbie, más niña y amorosa, más de pueblo. Ahora también anda con el fashion subido, pero al menos no se le transparentan los huesos. Quizás puede ser un juguete motivador para inspirar a niños apasionados por la moda y sus complementos que no cuadran en el prototipo marcado por un canon estético demasiado delgado.

muñecas gordas repollo

Muñecas repollo. ¡Ay! Nunca me gustaron especialmente, porque tienen esa pinta de señora mayor pasada la cincuentena que quiere vivir y vestir como si tuviera 15 años, y me daba cosita. Ya no se fabrican, y las que podéis encontrar son modelos de coleccionistas o imitaciones bastante caras, pero las Cabbage Patch ¡estaban muy bien criadas! Mirad qué redondeces, que mollas hechas a presión en brazos y piernas y qué mofletes adorables. Tienen cero glamour y saber estar, y no sé yo si esta estética espantará a los niños de ahora, pero las muñecas repollo dan la sensación de ser el alma de la fiesta. Estas han nacido para vivir la vida loca sin complejos.

nenuco bebé gordo

Nenuco. En la industria juguetera, como en la vida real, cuando los niños son bebés a todos nos gustan rollizos, rellenos, con sus roscas y ese cuerpo sin forma estilizada con el que venimos al mundo. Y así siguen siendo los Nenuco. Es el bebé de juguete más famoso desde que a mí me alcanza la memoria, y más rechoncho cuanto menos plástico lleva en su fabricación. En la foto lo podéis ver. El Nenuco recién nacido con cuerpo blando de tela, es un amasijo de carnes de mentira de lo más gracioso. El de plástico ya empieza a estar más estilizado, tiene algún intento de rosca en las muñecas o los muslos, pero ha empezado a adelgazar. Esperemos no llegar a ver el día en que hasta los bebés de juguetes estén en los percentiles de bajo peso sólo para ser más modernos.

Y hasta aquí mi curvy reflexión de hoy. ¿Creéis que de verdad el físico de los juguetes nos marca ya desde pequeños? ¿Conocéis otras muñecas de este estilo?




Mamá curvy

Siempre he sido una chica de talla grande pero la maternidad me hizo ser consciente de que ahora sí que no hay vuelta atrás. Por eso creo que la felicidad no se mide en kilos de peso, sino en curvas sinuosas. Si piensas que ser madre y sentirte mujer no son rasgos definitorios incompatibles ¡este es tu lugar!

Un comentario:

  1. Mis hijos tienen el nenuco, es el que más me gusta, el más “normal”. Las demás muñecas las veo demasiado fashion, con más pestañazas de yo, Y eso no mola, jajaja. Y las barriguitas no me gustan, me gustaban más en mi época! Es que soy una nostálgica yo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.