Aprendiendo a comer con En tu línea de Weight Watchers

En tu línea de Weight Watchers

Quiero pensar que no me he puesto a dieta, porque estoy gorda, y a mucha honra, y tengo un blog nuevo con una curvy reputación que mantener. Sin embargo, hace 3 días, este martes exactamente, no sé cómo ni de qué manera, mientras dejaba que la niña corriese a su aire por el parque durante 2 largas horas (si hubiera estado corriendo yo también, esos puntos que habría ganado) me inmiscuí en una conversación de Twitter que, en principio, no iba conmigo pero acabe embarcada en un programa de adelgazamiento de En tu línea de Weight Watchers ¡para echarme de comer aparte, vamos! Hacía unos días, había leído el testimonio de Patch acerca de su experiencia de 4 meses en este programa. No es que haya perdido una burrada de peso, pero lo está haciendo poco a poco y dice que con poco esfuerzo. Sentada en plan madre chochona en el parque, me cruzó por la mente una imagen horrible que se me había puesto ante los ojos hace unos cuantos días: íbamos a mudarnos y antes de guardar la báscula del baño en su caja para la mudanza, se me ocurrió la desgracia de subirme para ver si funcionaba. Renqueaba un poco, pero a la quinta vez que me subí, me arrojó con toda la mala leche del mundo un número de kilos tremendo a la cara. Esa misma tarde, me colé en el baño de mi madre para recomprobar la tragedia con su peso ultra moderno, que me volvió a amenazar con lo mismo. Y me preocupé.

Me he preocupado porque más allá del peso, de la talla de ropa y de que yo me vea estupendamente, no tenga ningún achaque y me considere la persona con mejor salud y más fuerte del mundo, creo que es cuestión de tiempo (poco o mucho, eso no lo sé) que mis malos hábitos alimenticios me pasen factura. Que me suba el colesterol, me vuelva diabética, o cualquier otro chungo de esos que te dan de repente y que son aún peores. Por eso, he decidido que quiero poner algo de mi parte para mejorar mi alimentación. Si se me cae algún kilo por el camino ¡no me esforzaré en retenerlo! Pero quiero ser capaz de incluir las frutas y las verduras en mi dieta, de ser un ejemplo para mi hija, de no tener que esconderme para comerme las porquerías que no dejo que ella coma porque sé que no son saludables. Pensándolo fríamente, pienso que es de ser muy tontos el querer para nosotros algo que nos está haciendo daño, pero ¡qué difícil es resistirse a la tentación!

He elegido el programa En tu línea de Weight Watchers por varios motivos. Primero, porque es del que se estaba hablando en ese hilo de Twitter justo cuando llegué (ya veis, un fundamento de peso donde los haya). Además porque ese día tenían una oferta en la que por 25,50 euros podía acceder al programa durante 3 meses, y creo que será tiempo más que suficiente para saber si soy constante, si noto progresos, si me desesperan las pautas de alimentación o si me beneficia de verdad. También porque las pautas de alimentación me parecen muy normales, no se prohíbe nada (pero todo lo que se debe consumir con mesura o esporádicamente está marcado con muchos puntos para que te des cuenta de que no conviene abusar) y sobre todo, no incita a tomar suplementos alimenticios, ni medicación, ni ninguna de esas cosas que a priori, me causan tantísima desconfianza.

Como me he extendido tanto, tanto, con el detalle de por qué he tomado esta decisión, otro día os contaré cómo es el plan En tu línea de Weight Watchers, por si alguien más se anima a hacerlo. Mi reto, y el de mis compañeras de Twitter, podréis seguirlo en las redes sociales con el hashtag #gordimamis ideado por Patch. Espero que me dure la motivación, no echar de menos todas esas porquería tan ricas y tan poco sanas, llenitas de calorías vacías. Sé que podré darme un capricho de vez en cuando, pero lo más importante es que me conciencie para tener una rutina de hábitos saludables. Esta semana, cada vez que me ha apetecido un dulce, me he comido una fruta. Digo yo que mejor cambio no puede haber. Y el lunes, volveré a pesarme para ver si algún gramo se me ha quedado por el camino. ¡Me pongo hasta nerviosa cuando pienso en el momento de trepar de nuevo a la báscula!

Si alguna lo habéis probado, me gustaría saber qué resultado os ha dado, si habéis logrado adquirir mejores hábitos alimenticios, si bajasteis de peso, si os notáis más sanas y mejor con vosotras mismas. Al final, puede que este sea un tema recurrente en el blog. ¡Ya compartiré mis progresos!

Mamá curvy

Siempre he sido una chica de talla grande pero la maternidad me hizo ser consciente de que ahora sí que no hay vuelta atrás. Por eso creo que la felicidad no se mide en kilos de peso, sino en curvas sinuosas. Si piensas que ser madre y sentirte mujer no son rasgos definitorios incompatibles ¡este es tu lugar!

12 comentarios:

  1. Acabo de leerte y no se si será el mismo plan creo que no , el mio era con unos suplementos en capsulas de hortalizas , bayas y frutas , además de un batido a la mañana y a la noche , amen de fruta y verdura en la comida y en el temtempie de la mañana y la tarde . Cogi la dieta con muy poca confianza en mi misma por conseguir si quiera una semana pero como habia detrás un grupito de wasap pues la verdad qie te animaba mucho seguir y no dejarte caer en la tentacion ; asi he estado ocho meses en los que he perdido 20 kg ???? si señor asi como suenan 20 kilazos , y yo contentisima de lograrlo no sin esfuerzo , pero es verdad que me gusta comer de todo . Pero he ahi que llega setiembre y no se porqué razón y porqué no empiezo a dejar de seguir la dieta , casi no tomo los batidos y los suplementos tampoco , y lo que es peor vuelvo a comer los alimentos prohibidos y con ansia y con rabia , y a dia de hoy ni me atrevo a subirme a la bascula pero por la ropa creo que he cogido todo lo que perdi . El grupo de wasap ya no funciona nadie escribe nada . Y yo no se como volver a reconducirme porque no tengo fuerzas ni animo . BESITOS .

    • No, aquí no hay cápsulas, ni batidos. Llevo sólo 6 días y mucho no puedo contar, pero ya se van notando los resultados. El grupo es cierto que anima a seguir y a alcanzar nuevos objetivos. Aunque espero mentalizarme pronto con los nuevos hábitos y ser capaz de seguir comiendo bien por mí misma. ¡20 kilazos son una pasada! Y 8 meses poquísimo tiempo para tanta pérdida ¿no? Es una pena que hayas perdido lo logrado. Oye, vente a Twitter con nosotras y con el hashtag #gordimamis puedes ver lo que comentamos y quizás logres reengancharte a la comida saludable. ¡Que somos unas gordas muy festivas, ya verás! Y muy motivadas.

  2. Yo lo hice para perder el peso de embarazo y fue muy bien. Luego lo deje y fue mal. Pero durante el plan la verdad es que se come muy bien y se come de todo. El problema es cómo todo, si cuando lo dejas comes como una bestia pues no funciona. Dos veces me inscribí online y la segunda fue tirar el dinero, porque no lo seguí más que tres semanas, que perdí peso pero al final de lo contratado ya lo había subido. Así que después de eso decidí que lo mejor era ir a un sitio para pesarme y que me controlen, esto último también me funciono muy bien! Ahora en el embarazo voy por libre… Pero ni bien de a luz vuelvo a la nutricionista.
    El plan está muy bien, se come muyyy variado y tiene muchísimas recetas! Además es verdad que no es una dieta porque comes de todo! Lo bueno es lo de las raciones de fruta! Fíjate que mientras estaba en entulinea, mi peque se comía mucho mejor la fruta! Pero porque me veía a mi comer muchísima fruta también!
    En fin, yo lo recomiendo. Si tuviera en mi caso reuniones cercas hubiera seguido con el plan (o eso quiero creer!)… Porque online se hace un poco cuesta arriba después De un tiempo. Animo y ya nos vas contando!

    • ¡Muchas gracias por compartir tu experiencia! Claro, es que lo de adquirir hábitos cuesta mucho, y si lo dejamos y volvemos a los excesos de antes pues engordamos. Lo del grupo de apoyo entiendo que puede ser imprescindible para algunas personas ¡ya veremos cómo me encuentro según vaya pasando el tiempo! Ahora ando con la motivación por las nubes y claro, aunque estuviese sola del todo creo que lograría el objetivo. Pero cuando avance supongo que me cansaré si no he logrado entender que esto no es una cuestión de puntos sino una forma de vida saludable. Y esto no sé si es tan fácil de asimilar. Lo de ir a un nutricionista me da más pereza que hacerlo on line. Supongo que por eso hay planes para todos los gustos.

  3. Venga esa curvymami,ánimo…como dices, ya no se trata de bajar kilos, si no de estar saludable por fuera.

    A mí cuando me apetecía un dulce y hacía esta Weight Watcher,aunque ya han cambiado varias cosas, me funcionaba muy bien, trocear una manzana en trozos pequeños, echarle canela en polvo y al micro. Dulce y sana, y se me quitaba la ansiedad del dulce

    • ¡Ohhh! Pues tengo una cantidad de botes de canela que este hombre se ha comprado para su arroz con leche que ni te cuento. ¡Oye, pues lo probaré seguro! Eso sí ¡si tú tienes un tipín muy mono! Y con tus artes en la cocina seguro que comes de todo y genial. Mientras que yo soy lo peor entre fogones.

  4. Yo me puse a dieta por un chungo de esos inesperados que dices en el post. Verás cómo lo consigues, yo me voy reconciliado con la báscula poco a poco, pero es verdad que cuando empecé la dieta casi me da un jamacuco cuando vi el número. Aquí me tienes para lo que necesites, guapa! Vamos a conseguirlo!!!

    • Es que a veces pienso que estoy teniendo demasiada suerte con lo rematadamente mal que como. Y no quiero esperar a tener un disgusto grave para ponerme las pilas. Esto de comer mejor lo puse entre mis propósitos de años nuevo, y aunque he tardado hasta finales de abril para empezarlo ¡al menos lo he hecho antes de que acabe el año. ¡Muchas gracias por animarme! Cuanto leí tu post en Mujeres y madres Magazine ¡no pensé que me fuera a calar ta hondo! Y mírame, unos días después y aquí enganchada a los puntos.

  5. Yo conozco perfectamente este método, y cuando lo he hecho me ha ido genial, pero pienso que son muy importantes las reuniones, por lo menos para mí, por mi cuenta lo intenté antes y no hubo forma. Yo fui recién casada, porque me sobraban 20 kilos o mas, y quería tener un niño, y perdí 23 kilos sin prisa pero sin pausa, y sin pasar nada de hambre, porque tienes puntos extras para caprichitos y puedes compensar andando, etc.. creo que lo perdí en un año o así, y estuvo en ese peso un tiempo, como me veía bien, ya no lo hacía muy en serio y no adelgacé más pero tampoco engordaba, asi que yo feliz. Luego me quedé embarazada y se me olvidó todo lo aprendido, y engorde más de 30 kilos, fatal, lo sé. Estando embarazada no puedes hacerlo, así que allí me ves, me hicieron una cesárea un miércoles, y el lunes ya estaba en mi reunión con mi monitora, y en un año lo perdí todo, y sin pasar hambre, y gracias también a la lactancia que me daba más puntos todavía, luego ya dejé de ir, porque pensaba que ya conocía muy bien el método (aunque cada año cambian algo), y porque ahora me ha dado por no comer carne, ni otras cosas, y por motivos personales este último año he vuelto a engordar, porque me puede la ansiedad, pero bueno, ahí ando intentando adelgazar.
    Yo lo recomiendo 100%, a mi me ha ayudado mucho, pero ya te digo, yo iba a reuniones. Al principio puede parecer un follón, pero enseguida le coges el truquillo y pensarás en puntos, se te quitan las ganas de tomar algunas cosas, pensando en el desperdicio de puntos.
    Bueno, mucha suerte, ya nos irás contando, espero haberte ayudado. Perdona por la chapa.

    • Esa es la parte que temo. Porque de verdad que quiero cambiar de hábitos para comer mejor sin esfuerzo, no exclusivamente por bajar de peso. Con decirte que ahora que he empezado con el plan de En tu linea como lo mismo que le pongo habitualmente a la niña y que yo evitaba: crema de verduras, pescado a la plancha, fruta entre horas. Pero claro, sé que si me dieran libertad volvería a mis alimentos insanos anteriores. Quiero probar el programa para ver si me “desintoxico” in poco de estos hábitos y adquiero los otros, aunque sé que no será fácil. De momento, como llevo tan poco tiempo, sigo súper motivada con el programa, pero no puedo asegurar que en un futuro no vaya a necesitar el apoyo de esos grupo de reuniones para no abandonar y desandar el camino en el que estoy avanzando. Encima ¡yo adelgacé bastante durante el embarazo y he engordado con la lactancia! Voy al revés del mundo. Ya he dejado de comer ciertas cosas (¡chocolatinas!) al ver que una porción diminuta se me lleva los puntos de una comida entera. ¡Muchas gracias por tu comentario! Es de gran ayuda para no tirar la toalla.

  6. Pues aquí me tienes por si necesitas apoyo moral por lo menos, jeje. Como consejo te diré que te tomes todos los puntos que te corresponden, hay gente que por desconfianza no lo hacía y adelgazaba menos. Y los puntos extras también, yo me los dejaba para el fin de semana. Y no comer siempre lo mismo, ir variando. Y bueno, si tienes muchas ganas de dulce como me pasaba a mi, o me hacía yo los postres para calcular los puntos, o tomaba una onza de chocolate negro que era un punto (cuando yo lo hacía). Animo, jeje, que yo ando igual. Besos

    • ¡Muchas gracias por ofrecerte a dar apoyo! llevo tan poquito tiempo que por ahora no flaqueo. Tenía esa duda respecto a los puntos extra. Los que me han asianado a diario (34 esta semana) sí los agoto, y de vez en cuando me paso y cojo alguno extra, pero de esos me suelen sobrar, y los ganados por actividad física también me sobran. Tengo que buscar algún chocolate negro con menos puntos que los que he encontrado hasta ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.