Curvy en forma con Just Dance y Wii

Just Dance wiiLo primero que debo reconocer es que la Wii no es de mi hija, que no tiene ni dos años, sino un antojo del insecto palo y mío, de cuando eramos jóvenes, nos queríamos y acabábamos de emanciparnos. Esta etapa de mi vida curvy se produjo antes que mi iniciación en el aquagym. Como éramos inconscientes pero ahorrativos, la videoconsola se la compramos a una pareja de amigos que se había cansado de ella. Pero vamos, que los videojuegos nunca han sido lo mío y nunca lo serán. No soy curvy por haber estado apoltronada frente a una pantalla toda mi vida, precisamente. Sin embargo ¡la Wii me cautivó! Estaba genial para hacer el vago en casa ¡pero de pie! Y con lo poco que me movía yo al tener que trabajar sentada frente a un ordenador, me pareció una distracción genial para activar un poco este metabolismo. Al principio me gustaban esos juegos de simulación de tenis, de bolos, y encontré algunos entrenadores de fitness que te guiaban para trotar y hacer ejercicios de elasticidad y fuerza en el salón de tu casa. Y de repente…

1. Inventaron el Just Dance. ¡Mi perdición! Bueno, o mas bien mi salvación. Porque nunca he tenido mucha gracia para los bailes, pero la música me encanta, conozco de memoria súper éxitos de todos los países, idiomas y épocas y casi me da un parraque cuando probé este juego por primera vez. Y luego sacaron una edición, y otra, y otra hasta que hace unos días nos hemos hecho con el Just Dance Kids, en una noche de desesperación en la que la niña no se dormía y nosotros queríamos buscarle algo de actividad para ver si se cansaba. Resultado: la criatura sentada en su mini sofá alucinada y partida de risa mientras su padre y yo sudábamos la gota gorda a la una de la madrugada y nos teníamos que volver a duchar antes de acostarnos.

2. Se casó mi hermano. Yo no soy de operación bikini, ni de operación boda. Vamos, con deciros que cuando me casé estaba lo más gorda que he estado nunca y no me quitaba el sueño… Pero el descubrimiento del Just Dance se alió con la fecha que mi hermano había elegido para casarse. Y abreviando mucho la historia os diré que con esa afición a bailar una hora diaria en el salón (a solas, porque al insecto palo se le pasó la fiebre danzarina mucho antes que a mí) ¡perdí 7 kilos en un par de meses! Que no es mucho, oigan, pero es que yo no me había propuesto perder ninguno, no alteré mis malos hábitos de alimentación ni una chispa y con el jueguecito se me fue quedando un tipín… Os lo aseguro, el mejor invento de la historia de la humanidad.

just dance 2015

Las novedades de Just Dance para Wii ¡niños incluidos!

3. Pasando de los puntos. Yo soy muy competitiva para esto de los juegos, aunque con las videoconsolas no tengo mal perder, porque soy pésima en todo. Y es cierto que como la Wii sólo controla los movimientos que haces con la mano que sostiene el mando, podrías triunfar en el Just Dance prácticamente sentada en el sofá y moviendo esta extremidad al compás de la música. Pero eso ni tiene gracia ni es sano. Así es que yo lo he dado todo ¡TODO! En cada partida del jueguecito. Que si juego de pies, que si ahora te agachas, ahora saltas, ahora hasta ruedas por el suelo. Lo que hiciera falta por tal de que el monigote de la tele no me llegase ni a la altura de los talones.

4. Si los niños pueden jugar… ¡esto ya es para nota! Con un bebé pequeño en casa, el Just Dance es una gran idea porque mientras lo tienes dormidito, en la cuna, entretenido en su alfombra o en una hamaca tú puedes estar dejándote los higadillos y sudando la gota gorda delante del televisor. Pero si tus criaturas ya están en edad de sostener el mando y lanzarse al bailoteo ¡la Wii no tiene precio! Ya no es solo que vas a poder disfrutar de una actividad divertidísima y saludable en familia, sino que vais a evitar el sedentarismo de todo bicho viviente en vuestra casa.

Otro día os hablaré de otros juegos con actividades y movimiento que he utilizado con la Wii, pero sin duda las diferentes ediciones de Just Dance se han llevado la palma. Los oficiales, de Ubisoft, van desde el Just Dance 1, que es el que más he explotado yo y con diferencia, hasta el Just Dance 5, más el Just Dance 2014 y hace nada salió a la venta el Just Dance 2015  por 24 euros. La verdad es que los precios de estos juegos son muy ajustados así es que me tengo que lanzar a probar la novedad de este año. Para niños, hemos probado el Just Dance: Kids 2014 ¡y tampoco tiene desperdicio! Es muy diferente, con canciones más cortas y algunas muy raritas pero tiene su gracia y se suda una barbaridad.

¿Os animáis a mantener el curvy cuerpo en forma fácilmente?

Mamá curvy

Siempre he sido una chica de talla grande pero la maternidad me hizo ser consciente de que ahora sí que no hay vuelta atrás. Por eso creo que la felicidad no se mide en kilos de peso, sino en curvas sinuosas. Si piensas que ser madre y sentirte mujer no son rasgos definitorios incompatibles ¡este es tu lugar!

11 comentarios:

  1. Tu marido ya sabe que le llamas insecto palo? Jaja es delgado pero no es marrón!
    Al hilo del post… Yo creo que no aguantaría una hora entera bailando! Qué mérito tienes!

  2. Jajajaj, yo soy muy muy ludópata, me he enganchado a todos los cideojuegos del mundo, y este no podía ser menos, aunque por lo menos es saludable.
    De todas formas desde que me he puesto a hacer algo de ejercicio he dejado un poco los juegos de la wii movidos que no resisto tanto,jajaja.
    Os he imaginado a los dos bailando y a la peque alucinando,jajaja, y me parto.

    • ¡No sabes qué noche pasamos! Un calor, unos sudores, y duchas de madrugada mientras ella parecía que estuviese viendo una película en 3D. Como mucho, hacía palmas y jaleaba de vez en cuando, pero no logramos nuestro propósito de agotarla. A mí me encanta el Just Dance desde los inicios, y ahora que empieza a llegar el mal tiempo, al menos es una opción para moverse estando calentitos en casa.

  3. Jiji. Yo soy de las que vendió la Wii porque no la utilizaba… Es que es la típica consola que yo veo más para jugar en compañía y tuve una época de dama solitaria y allí estaba, criando polvo….

    Ese juego lo tienen unos colegas en su casa y nos lo pasamos bomba cuando vamos en grupo, haciendo el mono, chocándonos unos con otros… No hay desperdicio, oiga!

    Un abrazo! 🙂

    • Es verdad que la Wii, para jugar a solas, pierde muchos puntos. Aunque la época de danzarina que describo era así, pero con compañía es mucho más divertido. Y si encima nos ponemos un poco ágiles y en forma ¡es de los mejores inventos que se me ocurren!

  4. Maria Mivinailart

    Fíjate que tengo la wii y siempre que salía el tema dejaba caer que quería la tabla, el wii fit, pero que nadie se ha dado por aludido nunca… faya familia!!
    No había caído yo en lo de usar estos juegos de baile para hacer ejercicio…. a ver si encuentro alguno para probar. Así entre bailoteo y la lactancia igual me queda mejor tipin jajajaja

    • ¡No lo dudes y prueba! De la Wii fit hablaré otro día, que también he hecho mis pinitos gimnásticos con ella. Pero para el Just Dance no la necesitas, así es que puedes empezar por estos juegos y te saldrá más barato el experimento.

  5. ¡Para mi el WiiFit fue un milagro también! Hace poco por eso regalamos todas las consolas, wii, y todos los accesorios y juegos a la ONG de jugarterapia que se encargan de poner consolas y regalarlas en hospitales oncológicos infantiles, un proyecto precioso. En fin, que sí, es un inventazo y ¡¡esperate a la Apple TV!! porque vuelven los juegos de salón y esto va a ser lo más 😀

    • ¿Qué es la Apple TV? Si es para ponerse en forma te voy a tener que contratar para que nos escribas un post de vida sana curvy sobre este tema. Conozco Juegaterapia, hemos donado dinero y el Baby Pelones es uno de los regalos apuntados en la lista de cumpleaños de mi bichilla.

  6. Pingback: Propósitos curvy de año nuevo - Mama curvy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.