Cortes de pelo favorecedores para una gorda

mamá curvy pelo

¡Ay! Hace unos días fui a la peluquería. Para el resto de mujeres puede que este no sea un episodio digno de remarcar, pero para mí es uno de los mayores logros de la humanidad. Nunca he pisado mucho los salones de belleza. Desde niña, he lucido una melena larga y natural, que mi madre retocaba cortándome las puntas abierta de vez en cuando y se acabó. Unas veces cortaba un centímetro y otras 3 o 4 dependiendo de lo que se hubieran estropeado entre un corte y el siguiente. Y así pasé mi infancia, adolescencia y primera juventud, sin pensar con hondura en si existen cortes de pelo favorecedores para una gorda. He llevado mi estilo Pantoja a mucha honra y me gustaba el pelo tan largo. Al convertirme en madre, la frecuencia de asistir a la peluquería no mejoró. Si tenía una boda, pues iba y de paso pedía algún retoque, pero de una vez para otra igual podía pasar un año completo ¡y hasta 3! Y siempre cambiaba de peluquera, porque ninguna se amoldaba a lo que le pedía. Unas se pasaban mucho de la raya innovando y cortando demasiado, y otras pecaban de timoratas y cuando salía de allí parecía que sólo me hubieran lavado la cabeza y nada más. Tengo claro que no me atrevo a apostar por un cambio de imagen radical. Me gusta el pelo largo, mi color castaño español de lo más común y corriente, y las 4 canas que tengo no requieren tintes. Nunca me he pintado el pelo, ni aplicado mechas, ni hecho permanentes o alisados… Nada de nada. Lo más agresivo es el uso del secador y suelo utilizarlo un par de veces al año por emergencia climatológica… Sinceramente, no sé si mis elecciones están dentro de los cortes de pelo favorecedores para una gorda, pero este que llevo ahora es el más arriesgado que he tenido en años ¡soy una cobarde!

Cortes de pelo favorecedores para una gorda

Mi estilismo actual. Sigo teniendo una melena larga pero escalada. Desde el mentón hasta la mitad de la espalda va creciendo el largo de los mechones que tengo. Yo pedí esto, pero con más forma de pico, menos redondeado y con capas de distinta longitud para acrecentar el efecto de volumen. Y mientras tenía a mi bebé en brazos, dándole la teta con la capa de la peluquería a la espalda como si fuera un súper héroe, mi nueva peluqyura hizo lo que le vino en gana. El resultado no me disgusta, si bien los mechones del principio no me llegan cuando me lo recojo todo en la típica coleta de madre, y ando un poco como quinceañera lánguida apartando los pelos de la cara. Las ondas esas de la foto desaparecieron en cuanto llegué a casa y me pasé el cepillo por primera vez. Pero bueno, no ando descontenta del todo.

Cortes que creo que me favorecerían. Alguno de estos, algo más cortos de lo que mi atrevimiento me permitiría probar, creo que podrían no ser una mala opción ¿o sí? Los que tiene algo de flequillo desfilado me dan cierta tranquilidad, pero los que van acompañados de un flequillo recto o los cortes que enmarcan la cara demasiado justo por debajo del óvalo natural, me atemorizan un poco porque me mantienen indecisa: no sé si serían la bomba y quedarían espectaculares, o si me darían un aspecto de gorda con cara de papa del que no podría librarme en meses.

Cortes de pelo favorecedores para una gorda cortos

Cortes que no sería capaz de lucir. Los extremadamente cortos, trasquilados y arriesgados. Y ojo, que los veo en otras mujeres con facciones similares a las mías (ya sean más guapas o no) y me parecen una idea espectacular. Pero me imagino a la peluquera metiéndome la tijera sin miramientos y me flaquean las piernas sólo con este pensamiento. Que sí, que el pelo crece, pero el disgusto que debería vivir si el resultado no es el que espero me iba a acompañar durante muchos meses. Y no pido demasiado a la vida, pero al menos sí mirarme por las mañanas al espejo y no verme completamente adefesiada sin remedio. Sin hablar del tema del color, que parece que todas las fotos de peinados que se encuentran por internet tienden al rubio. No sé si cuando las canas campen a sus anchas por esta cabellera iré aclarándome más el pelo, para que se disimulen en el periodo de tiempo entre una tanda de tinte y la siguiente. Pero por ahora, ser rubia para mí sería una pesadilla ¡es que creo que no me pega nada!

Cortes de pelo favorecedores para una gorda largo

Cortes que me dan tranquilidad. Los que son largos. Ya sean un poco trasquilados, con algo de forma, peinados con ondas, pero que pasen de los hombros hacia abajo. ¡Nada de escasez de peluquín! Mi pelo natural es completamente liso, y no me importaría que se ondulase un poco si no fuera porque en casa yo no valgo para hacerme estas florituras, y porque cuando me lo hacen en la peluquería nada me aguanta más de 10 minutos con un aspecto digno. Tengo un pelo lacio y soso que no admite apenas modificaciones.

¿Vosotras sois unas curvies modernas y arriesgáis con los estilismos de peinado? ¿Tenéis claro los cortes que os favorecen y los que no? ¿Habéis metido la pata alguna vez en este terreno?

Fotos.




Mamá curvy

Siempre he sido una chica de talla grande pero la maternidad me hizo ser consciente de que ahora sí que no hay vuelta atrás. Por eso creo que la felicidad no se mide en kilos de peso, sino en curvas sinuosas. Si piensas que ser madre y sentirte mujer no son rasgos definitorios incompatibles ¡este es tu lugar!

Un comentario:

  1. Yo estaba igual que tú, además que me acostumbré a la cola… cosa que detesto, pero fui a la película y me hicieron un corte justo por encima de los hombros , parecido al cortito con el flequillo largo que has puesto en los favorecedores…. y salí súper contenta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.