Tu madre y tu suegra no quieren que adelgaces

Tu madre y tu suegra no quieren que adelgaces

Puede que ya lo hayas descubierto por ti misma, pero tu madre y tu suegra no quieren que adelgaces. Da igual el coñazo que te hayan dado ambas durante toda tu vida con cuestiones como “con lo mona que eres de cara”, “Si perdieras unos kilitos” y demás. Si alguna vez, por salud, por estética o porque te cambia el chip, decides hacer de la vida sana tu mantra vital, ellas van a interponerse en tu camino hacia el éxito con todas sus fuerzas. Esto es así, se mire por donde se mire. No me refiero ya a cuando tu …

¡Sigue leyendo!

App Mi no dieta ¿la sustituta de En tu línea?

mi no dieta

Sí, no hace falta que me lo digáis: salgo a app de plan de alimentación por mes y no acabo de amoldarme a ninguna. Hoy os cuento un poco lo que me ha parecido la app Mi no dieta, que por ahora es la que veo más similar a la desaparecida En tu línea. ¡Con lo feliz que yo era con aquella! La de buenos propósitos que me hice y la de metas que cumplí. Pero me quedé embarazada, dejé de seguir las pautas saludables y cuando quise volver a ella tras el parto ¡había desaparecido para siempre! He estado …

¡Sigue leyendo!

Bicicleta estática de Decathlon en casa para mantener el curvy cuerpo

bicicleta estática de decathlon

¡Tenemos bicicleta estática de Decathlon! Después de publicar acerca de la ropa de deporte de talla grande, resulta que a mi personal shopper, por temas de salud de su rodilla con artrosis, el médico le ha recomendado la bicicleta estática como un buen deporte para recuperar movilidad y evitar que la cosa vaya a más. Con los niños en casa, os podéis imaginar que me ha parecido muy buena idea, por lo que me ahorro de cuota del gimnasio, además de que no tengo el tiempo suficiente como para dejar a los niños con alguien, hacer la sesión de deporte, …

¡Sigue leyendo!

Gorda y con psoriasis ¿me merezco salir a la calle?

psoriasis aclara la psoriasis en las uñas

La psosiaris llegó a mi vida siendo una niña. Yo me mordía las uñas, y de pronto las de los dedos gordos de las manos comenzaron a crecerme estriadas. Mi madre me decía que eso me pasaba por no parar con los mordiscos, y que eran hongos, pero yo la roía todas igual y el resto se veían sanas. Me pasé años con psoriasis localizada justo en esa zona, hasta que en la adolescencia las mismas líneas empezaron a aparecer en el resto de las uñas de las manos. Era cuanto menos curioso, porque de repente tenía las uñas de …

¡Sigue leyendo!

Galletas de avena y plátano para curvies torpes

galletas de avena y plátano para curvies torpes

¡No huyáis! Sí, he entrado en la cocina para hacer galletas de avena y plátano para curvies. O para cualquiera, vamos. Yo, que soy la primera dispuesta a zampar lo que me pongan por delante pero a quien mi padre me recuerda de vez en cuando que la cocina es esa habitación de casa que tiene unos fueguecitos para hacer de comer. No es lo mío, la verdad. Ni lo disfruto, ni me relaja, ni soy imaginativa, ni tengo paciencia. Pero en mi camino hacia una mejor alimentación, lo primero que he tenido que hacer es buscarme las habichuelas para …

¡Sigue leyendo!

¿La lactancia engorda? ¿O tengo ansiedad?

lactancia engorda por la ansiedad y el estrés

En un primer momento pensé ¿ansiedad yo? Vamos, hombre, si vivo en mi balsa de aceite, en mi pachorra natural, que a mí todo me entra por un oído, me sale por el otro, voy a lo mío y nada me perturba. Pero oye, es que ya es el segundo embarazo en el que estoy viviendo la misma situación en la que después de haber perdido peso durante la preñez (o haberlo mantenido, como me ha pasado esta vez) llega la hora de meterme de lleno con la teta y resulta que la lactancia engorda. Con la niña, estaba convencida …

¡Sigue leyendo!

My fitness pal. Aprender a comer ¿contando calorías?

my fitness pal adelgazar

Yo era una curvy feliz que decidió aprender buenos hábitos alimenticios para cambiar mi forma de comer y cuidar de mi salud con el programa En tu línea de Weigth Watchers. La felicidad me duró 4 meses, que se tradujeron en una pérdida de 11 kilos con poquísimo esfuerzo. Pero entonces me quedé embarazada, los responsable del programa aconsejaban no seguir sus directrices durante la preñez y me di de baja, esperando entusiasmada no recuperar muchos kilos durante la gestación y ser reclutada de nuevo tras el parto. Pero ahora que se van a cumplir 2 meses desde que di …

¡Sigue leyendo!

Estoy gorda y me veo delgada. Fatorexia

fatorexia

Toda la vida llevo con este pensamiento en mente. Estoy gorda y me veo delgada ¿qué me pasa doctor? Y resulta que es un trastorno diagnosticado y que tiene su nombre científico y todo: fatorexia. En fin, que por una lado me tranquiliza saber que no soy la única gorda loca con la autoestima a ras de las nubes( ya se sabe que mal de muchos, consuelo de tontos) pero por otro lado pienso ¿estoy realmente enferma? Creo que soy plenamente consciente de que ni la obesidad, ni siquiera un ligero sobrepeso, favorecen la salud de nadie, y que ganaría …

¡Sigue leyendo!

Los antojos de una embarazada curvy

antojos de una embarazada curvy

No sé si a las futuras mamás delgadas el embarazo se les presenta como una etapa idílica y sumamente perfecta en lo que a la alimentación se refiere, pero los antojos de una embarazada curvy no son nada normales. Y lo peor ¡nada sanos! A mí me cuesta muchísimo optar por alimentos saludables ya en mi estado normal. Sinceramente: si me ponen delante una manzana y una galleta de chocolate, la fruta se pudrirá antes de que llegue el día en que la elija a ella. Cuando empecé con el plan En tu línea, sí conseguí hacer un cambio de …

¡Sigue leyendo!

Los vídeos de Cindy Crawford

vídeos de cindy crawford

¡Ay! En mis años mozos, pero muy mozos, con 13 años exactamente, me entró la fiebre de hacer fitness en casa, y los vídeos de Cindy Crawford llegaron a mi vida. Nunca he sido deportista, pero de pequeña iba a clases de tenis (no tenía buena técnica pero era la que más luchaba cada bola, aún sabiendo que luego la mandaría a las nubes y que me habría quebrado para nada); un día me apunté a volley ball, me caí de espaldas, me fisuré un dedo y… se acabó. Así es que cuando al acabar la EGB mi padre me …

¡Sigue leyendo!