Busco bañador de talla grande ¡y de madre!

bañador de talla grande para madres

Sí, no me digáis que una madre puede permitirse ponerse cualquier bañador de talla grande, o pequeña, o normal, dependiendo de lo que pese cada una, porque no es cierto. Aquí lo verdaderamente importante, más allá del curvy cuerpo que cada cual quiera lucir o tapar ¡es el hecho de ser madre! Porque atrás quedaron los días tranquilos de exponer tus carnes al sol, con tu pareo mono, tus cremas de última investigación y tu librito en plan bien, de muchacha cultural, que quiere tener un color de piel mono sin renunciar al conocimiento. Eso desaparece cuando eres madre. No el conocimiento, que también, sino todo lo demás, porque tu estilismo playero pasa a ser el último en el orden de preferencia a la hora de salir de casa. Lo mismo que tus aficiones y tus cremas. Reconozcámoslo ¡todas hemos acabando embadurnándonos en el protector solar de los niños, con factor 50+, casi pantalla total y a veces dificilísimo de extender, porque teníamos que renunciar a algo al salir por la puerta de casa y ya no nos cabían más botes de crema. Yo he sido de bañador desde siempre, en mi época de soltera, de ennoviada, de casada y no madre y ahora también de madre. Antes era una cuestión estética, porque lo que peor llevo de mi cuerpo es tener este panzón de embarazada perenne. Ahora ¡no me pasaría al bikini ni muerta! ¿Qué movilidad iba a poder tener con él? ¿Cómo voy a seguirle el ritmo a mis criaturas si tengo que andar pendiente de no acabar haciendo nudismo integral tras ellos? Así es que este verano me encuentro en modo madre que busca bañador de talla grande. ¿Cualquiera? Pues no sabría decirlo…

bañador de talla grande deportivo la redoute

El deportivo. El feo, vamos. El que te va a permitir correr detrás de tus churumbeles sin apreturas, sin miedos y sin nada de estilo también. Pero como no se puede tener todo, estos modelos de bañadores deportivos, generalmente con tirantes cruzados a la espalda (para que ni el moreno te quede bonito) no tienen competencia en cuanto a lo práctico. En cuanto al diseño, en fin… ya sean lisos o estampados, a mí es que no me gustan nada. Para ir a las Olimpiadas, todavía, pero para verte un poco como madre mona playera creo que no vale. Este es de la Redoute, pero los precios y modelos son infinitos, empezando por las tiendas de deporte.

bañador de talla grande asos

El medio sexy. En Asos tiene bañadores como este, en plan noche loca de leopardo y transparencias. Con escotazo, promete sujetarlo todo, con encaje, espalda bastante descubierta y atado al cuello, con un discreto corte en el culo para no enseñar más de la cuenta. Por 40 euros puedes ser la moderna provocativa de tu parcela de playa.

bañador de talla grande venca trikini

El imposible del todo. El trikini es dificilillo de lucir, la verdad. Algunas marcas, como Venca, tienen el detalle de acordarse de las curvy y fabricar este tipo de bañador de talla grande pero yo no me veo con él. Ni bikini ni bañador, ni chicha ni limoná, ni tapa y todo lo enseña. Creo que está más cerca de los gustos de quienes usan bikinis habitualmente que de las fans del casto bañador.

bañador de talla grande amazon

El reductor. Resulta que Amazon también me vende un bañador de talla grande ¡yujuuuuu! Este de tira abotonada y el escote en V es resultón, la verdad. Dice que tiene un forro interior en la parte del pecho y goma por debajo para realzar las formas (nuestras redondeces, vamos). En negro, fucsia, morado y azul oscuro, con tallas hasta la 54 y rebajado a la mitad de su precio. Si de verdad es tan bueno como dicen en las opiniones ¡serán los 24 euros mejor invertidos de este verano! Porque las usuarias juran que reduce la barriga por su doble forro. Me tienta mucho, porque el corte es genial, aunque la espalda la veo muy tapada.

bañador de talla grande el corte inglés

El del efecto óptico. ¡Adelgazar a ojo pero no en la realidad! Creo que este modelo de El corte inglés es genial para dar el pego. Con tallas hasta la 60, es un bañador de escote algo soso en color negro, copa fija y goma bajo el pecho. Casi 80 euros el modelito. En fin, creo que es muy de madre pero con un precio poco de economía familiar.

Hasta este año, me había comprado todos los bañadores en persona, probándolos primeros sobre mi curvy cuerpo para saber que me cabían, que se ceñían perfectamente, que me hacían un tipín mono y que eran los más bonitos que podría encontrar. Pero me costaban un ojo de la cara. Así es que este verano creo que me voy a lanzar ciegamente con la compra on line, porque los precios son mucho mejores, los diseños me parecen más monos y con un poco de suerte acertando con el tallaje ¡me remojaré feliz cual perdiz! ¿Dónde compráis vosotras vuestros bañadores cada temporada?




Mamá curvy

Siempre he sido una chica de talla grande pero la maternidad me hizo ser consciente de que ahora sí que no hay vuelta atrás. Por eso creo que la felicidad no se mide en kilos de peso, sino en curvas sinuosas. Si piensas que ser madre y sentirte mujer no son rasgos definitorios incompatibles ¡este es tu lugar!

4 comentarios:

  1. Hace eones que no me compro bañadores o bikinis. Sigo tirando de unos viejunos y pelín dados de si, pero es que no me da la vida! Mira, a lo mejor me lanzo a la compra on line…

  2. Este año tengo mirados los de violeta by mango, no los he probado nunca, en realidad siempre uso bikini pero este año me apetece cambiar 🙂 voy a pegar un vistazo a los de amazon y asos que me has picado 😉

  3. ¿Y en C&A? Yo me compré el mío este año allí aprovechando un viajecito a España. Es un bikini pero de estos que tienen la braguita bastante ancha y luego la parte de arriba es como una camiseta de tirantes, la verdad es que disimula la barriga muy bien, incluso mejor que el bañador. Yo siempre llevaba bikini hasta que el año pasado me compré bañador para poder correr cómodamente detrás de mi hija y porque además estando embarazada era lo más cómodo pero he vuelto a las dos piezas. Eso sí, después de dos embarazos y dos cesáreas adios a llevar la barriga a los cuatro vientos, ser madre ha le ha pasado factura a mi cuerpo.

  4. Llevo ya seis años comprandome los bikinis talla XXXXL en los chinos de donde voy a veranear , son de braga casta y sujetador tambuen muy casto , ademas los hay con colores y dibujos , que no tuene porque ser todo negro , yyyyyyy……lo mejor el precio 10-15 € asi que , todos los años caen un par de ellos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.